Blog

Nuestro grupo de expertos en diferentes disciplinas, te actualizan sobre las tendencias y temas relevantes en Marketing Digital.

El 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud declaró la pandemia del nuevo coronavirus. Estamos apenas en el comienzo de uno de los periodos más difíciles de las últimas décadas. Tendremos una pérdida inestimable de vidas y una serie de afectaciones inmensurables en la economía global. 

Los negocios, grandes y pequeños, se están viendo afectados de alguna manera. Ante esta crisis, como en todas, tenemos dos opciones: hacer algo o no hacer nada. 

Desde el punto de vista de mercadeo digital, te comparto algunas recomendaciones sobre qué hacer hoy y en las próximas semanas y meses. Aprovecha este tiempo para revisar las estrategias de tu empresa, para replantearse los objetivos ante esta nueva realidad donde lo único que tenemos claro es que nada va a continuar igual.  

Dividamos los planteamientos en tres etapas:

Etapa 1: primeros días de cuarentena

Empecemos por lo básico: por más que tu negocio se pueda ver afectado, nada es más importante que la salud de la población. Este principio debe guiar todas tus acciones. No publiques nada que vaya en contra de las principales recomendaciones de salud, como incentivar reuniones o aglomeraciones.  No tomes la situación a la ligera. 

Lo que el marketing busca es la atención de las personas y esa atención está, en este momento, en la propia salud. ¡Es muy difícil competir con algo tan importante! La mejor manera de llamar la atención de las personas es justamente alineando tu comunicación con este tema. 

Una de las formas de hacer esto es ayudando. Si tienes la oportunidad de que tu empresa haga algo, hazlo.  Todo atrae visibilidad y es una oportunidad para dar a conocer los valores que rigen tu empresa.  Solo no confundas ayuda con oportunismo puesto que verte como tal, puede causar el efecto contrario. 

Una buena manera de interactuar es mostrando lo que tu empresa ha hecho por sus colaboradores y cuál es su posición. Esto genera admiración en las personas que piensan como tú, además de cumplir el papel importante de reforzar el mensaje. Es una especie de activismo que humaniza la marca.

En el caso de los negocios que más sufren, como los bares, restaurantes y hoteles, está bien mostrarse vulnerables, reconocer las dificultades y pedirle apoyo a los buenos clientes. Esto puede hacerse con incentivos de delivery gratuito, venta de crédito con descuento para cuando se normalice la situación, o pidiendo que se cambie una  reserva en lugar de cancelarla. La vulnerabilidad conecta. La solidaridad puede aparecer y hacer toda la diferencia. 

Etapa 2: encontrar una nueva rutina después del golpe inicial

En este momento, todo es nuevo. Estamos consumiendo toda la información posible sobre el coronavirus. Pero la tendencia es que en poco tiempo la información se sature y la atención vuelva a enfocarse en los asuntos del día a día. Como las personas están aisladas, los medios digitales están ganando aún más atención. Se abrirá un espacio mayor para las marcas, lo que representa una oportunidad para quien tenga consistencia en el medio digital. 

Toma en cuenta los cambios de hábito de tus clientes. Puede ser que la falta de movimiento o los hijos que no van al colegio o cualquier otro factor pueda alterar el comportamiento que teníamos en las redes sociales.  Por ejemplo, el horario de mayor tráfico en redes está variando, los medios que más se están utilizando ahora está variando. ¿YouTube?, ¿podcasts?, ¿qué están buscando nuestros clientes?, ¿cómo se están entreteniendo?, ¿dónde buscan noticias o dónde huyen de ellas? Tu agencia de marketing digital te podrá decir con mayor certeza donde está navegando tu público y eso te ayudará a entender los cambios y adaptarte. 

Reinvéntate, busca la forma en que puedes vender el mismo producto de manera distinta.  Si antes le vendías verduras, pues ahora ofrece recetas. Si ofrecías recetas,  puedes impartir clases de cocina.  

Brinda opciones al cliente para que puedan tomar una decisión de compra. Por ejemplo, creando políticas flexibles de cancelación o devolución según aplique.  Descuentos especiales a quien compre con anticipación. Estas medidas permitirán que tu cliente se sientan seguro para comprar ahora obteniendo beneficios.  

Etapa 3: normalización

Es natural en los ciclos económicos que las grandes crisis vengan seguidos de momentos de gran aceleración y oportunidades – probablemente esto va a suceder. Por eso, es importante mantenerse firme y sobrevivir. 

Piense en el legado que la crisis dejará. Por un lado, las empresas han comprendido que entrar en el mundo digital es el único camino en este momento para llegar a sus clientes y mantener la operación.  Es probable que en algunos rubros, el precio de los anuncios suba y la competencia aumente. Por eso es muy  importante trabajar ahora en el contenido y preparar el terreno para la cosecha después. 

Por otro lado, van a romperse algunos paradigmas. Alguien que incorporó hábitos (leer un blog determinado, seguir páginas de Instagram, entrar al mundo del Tiktok) va a tender a mantenerlos y eso puede generar más mercado. 

En resumen, no hay un camino fácil ni una receta infalible, pero cuanto más prestemos atención a los cambios de comportamiento de los clientes, a los cambios de la industria, más probable será que encontremos alternativas para sobrepasar este tiempo y su vez salir fortalecidos.  ¡Solo no te duermas!

Suscríbete

Tactic Center © 2019 | Todos los derechos reservados