Blog

Nuestro grupo de expertos en diferentes disciplinas, te actualizan sobre las tendencias y temas relevantes en Marketing Digital.

Tu página web es una herramienta de negocio, es un discurso de venta, una tarjeta de visita, un expositor de productos/servicios, un anuncio publicitario. Cada una de estas funciones es esencial para el éxito de tu marca.

Cuando pensás en tu sitio web de esta manera, el diseño del mismo se convierte en lo más importante. Podés incluso estar repensando su apariencia entera y si es así, seguramente llevás pensando en eso desde hace algún tiempo.

Si estás en esta etapa, hay algunos elementos esenciales que debés tener en cuenta para obtener el mejor resultado. A continuación expondré algunas consideraciones que te ayudarán a diseñar el mejor sitio web posible para que este sea una potente base de operaciones en línea.

1. Analizá lo que funciona y lo que no

Antes de que podás empezar hacer cambios en el diseño de tu página web, necesitás saber qué se mantiene y de qué podés prescindir.

¿Qué partes de tu diseño están funcionando? Utilizá analytics para ver lo que tus visitantes encuentran interesante y lo que no. El material que no funciona es prescindible, podés y debés deshacerte de él o mejorarlo.

El diseño puede ayudar u obstaculizar tus esfuerzos de marketing, no podés permitirte el lujo de mantener elementos que hacen que los visitantes sean menos propensos a quedarse y convertir.

2. Establecé metas

Cada proyecto necesita metas, y el rediseño de tu página web no debe ser diferente. Específicamente, necesitás establecer objetivos para saber lo bien que funciona para la comercialización de tus productos o servicios, no sólo fijarte en lo bien que se ve o lo llamativo que es.

Eso no quiere decir que un buen aspecto general no ayude, porque lo hace. Sin embargo, si sólo te concentrás en las apariencias y te olvidás de la funcionalidad, te estás equivocando.

Una página web simple que funciona a la perfección para el usuario es mucho más preferible que la alternativa. Un sitio web repleto de características visuales y código de fantasía inevitablemente tendrá problemas. Pensá en tiempos de carga lentos, navegación difícil de encontrar o enlaces de página confusos. Todas esas cosas frustrarán al visitante, que es lo último que querés hacer.

3. Investigá a tus usuarios/audiencia objetivo

Para crear el mejor sitio web para tus usuarios, primeramente tenés que saber quiénes son.

¿Cuáles son sus preferencias? ¿Cuál es su estilo de navegación? ¿Qué palabras clave están usando? Toda esta información te ayudará a hacer el mejor rediseño para ellos y satisfacer sus necesidades.

4. Echale un ojo a la competencia

Mirar a tu competencia es una buena manera de ver lo que otros en tu industria están haciendo, y cómo podrías hacerlo potencialmente mejor.

Si tu competidor es realmente bueno, trata de averiguar por qué. ¿Qué están haciendo con su página web que vos no estás haciendo? Quizás podés fingir que sos un cliente y verlo desde ese ángulo, luego comparar los dos sitios. Observá las áreas específicas en las que te estás retrasando y fijá objetivos puntuales para mejorarlos en el rediseño.

5. Revisá y actualizá tu contenido

Una revisión de la página web es la excusa perfecta para crear una nueva estrategia de contenido también. Después de todo, el diseño y el contenido funcionan juntos. Un enfoque fresco del contenido puede ayudarte a alcanzar un nivel superior.

He aquí algunas ideas:

  • Buscá artículos del blog antiguos u obsoletos que se podrían actualizar y/o reescribir para obtener más visitas
  • Establecé un nuevo cronograma de publicación basado en las mejores prácticas para la participación del usuario
  • Localizá el contenido que funciona bien y utilizalo como base para desarrollar contenido nuevo

6. Priorizá el SEO

El rediseño de tu sitio web va a impulsar tu marketing de manera directa, por lo que necesitás ser más localizable que nunca. El SEO es muy importante en esta etapa para este propósito.

Hay muchas maneras de optimizar el diseño:

  • Asegurate de que los títulos de tus páginas estén bien escritos, incluí descripciones meta y etiquetas meta en tu contenido
  • Escribí contenido para mejorar la legibilidad e incluí encabezados y subtítulos
  • Utilizá las palabras clave(keywords) correctas en todas tus landing pages
  • Revisá los tiempos de carga del sitio y reducílos en lo posible

7. Asegurate de que sea responsive design

Las estadísticas son claras: desde el 2016, la navegación en dispositivos móviles superó con creces la navegación de escritorio. Los usuarios están en sus teléfonos inteligentes y tabletas visitando tu página, así que debés asegurarte de que está a la altura de las circunstancias.

Esto significa que tu página web necesita ser responsive, es decir, tiene que ser capaz de adaptarse sin problema al tamaño de la pantalla del dispositivo que use el usuario. Los visitantes esperan esta experiencia de navegación por defecto, y si no la tienen, no dudés en que la buscarán en otra parte.

La capacidad del diseño del sitio web a adaptarse a los diferentes dispositivos también aumentará su ranking SEO, así que no lo descuidés.

8. Revisá tu servicio de alojamiento web y la tecnología a utilizar

El hosting que elijás limitará lo que se puede hacer en el desarrollo y rediseño de tu página. La plataforma que utilicés necesita tener un equilibrio entre opciones y capacidades que te permita alcanzar los objetivos marcados.

¿Qué beneficios y características necesitás para ofrecer la experiencia adecuada a tus clientes potenciales? ¿De qué podés prescindir?

En general, recomendamos WordPress, ya que es un gran sistema de gestión de contenidos (CMS) y una plataforma web robusta y confiable.

El rediseño de una página web requiere estrategia y planificación

Entender que la manera de conseguir que tu página web funcione es verla como un solo bloque compacto e indivisible, comprender esto te ayudará a alcanzar tus objetivos de negocio.

Así que teniendo en consideración los consejos anteriores al planificar el rediseño de tu página web podrás ver resultados más pronto que tarde.

Si necesitás orientación en ese maravilloso viaje que es el rediseño de tu página web, en Tactic Center podemos ayudarte. Permitinos mejorar el diseño y la funcionalidad del mismo para que entregue los resultados que siempre deseaste.