Blog

Nuestro grupo de expertos en diferentes disciplinas, te actualizan sobre las tendencias y temas relevantes en Marketing Digital.

El diseño web está relacionado directamente con la accesibilidad, la mayoría de los diseñadores/desarrolladores web tienen como objetivo crear productos que alcancen la mayor franja de personas dentro de una audiencia determinada, lanzando sus páginas web como redes de pesca abiertas para darles la mayor afluencia de usuarios.

Y mientras que existe una lógica a este principio de diseño, ensombrece un principio algo más simple y más inclusivo:

Diseñar para todas las personas, no solo para la mayoría

Optimizar el contenido para que todos los usuarios puedan interactuar, acceder a la información y los datos disponibles de la manera más sencilla e intuitiva. Generalizar esta práctica ayudará a desarrollar un mercado más amplio y diversificar tus clientes, ya que según estadísticas de la OMS más de mil millones de personas en el mundo tiene algún grado de discapacidad.

Se trata de personas que, como todo el mundo, utilizan Internet a diario, y dependen en gran medida de la comunicación digital y sus aplicaciones. Optimizar tu sitio web para asegurar que los usuarios puedan disfrutar de una gran experiencia puede ampliar la interacción. Mediante la práctica de la inclusión en el diseño, serás capaz de llegar a millones de personas que comunmente son pasadas por alto.

Diseñar para la accesibilidad no tiene que ser complicado, solo se necesita ser considerado con todos los usuarios potenciales. A continuación, expondré algunas cosas a tener en cuenta para optimizar tu web para obtener la máxima accesibilidad.

Experiencia de usuario

Ahora que has empatizado con tus futuros usuarios, pon esa comprensión en el marco de la experiencia del usuario al visitar tu web. Este paso te ayudará a considerar cosas que tal vez no hayas pensado antes.

Así como un diseñador web debe considerar el comportamiento de un sitio web en cada navegador, las tecnologías de asistencia deben ser parte de la lista de comprobación de las funcionalidades. A veces, incluso los cambios más pequeños en el diseño pueden abrir nuevas puertas para usuarios discapacitados.

Comprende a tus usuarios

Conocer a tu audiencia es crucial en cualquier proyecto, por lo que es el mejor lugar para comenzar. Entiende que entre los usuarios pueden existir individuos con diferentes capacidades. Algunos de los usuarios pueden tener deficiencias auditivas o visuales, otros pueden tener trastornos convulsivos o pueden tener problemas de movilidad.

Con la premisa de que no puedes diseñar para cada escenario posible, ampliarás tu horizonte de diseño si tomas la decisión de pensar en tantos como sean posibles. Después de haber definido tu audiencia extendida, haz algunas investigaciones. Leer casos prácticos, hablar con amigos que tengan experiencias similares o consultar guías de accesibilidad.

Diseñar para personas con dispacidad

Diseñar para personas con discapacidad auditiva

Aunque las personas con discapacidad auditiva requieren menos adaptaciones, las tendencias recientes en el uso de video en las páginas web han aumentado la necesidad de opciones de diseño inteligente. Por lo tanto, si tu sitio web incorpora cualquier componente auditivo, utiliza subtítulos o interpretación de lenguaje de señas.

Evita la tentación de usar subtítulos automáticos, echa un vistazo a cualquier video que haya sido procesado mediante la transcripción automatizada y comprobarás que las traducciones simplemente no tienen sentido y pueden ser contraproducentes.

Diseñar para personas con epilepsia fotosensitiva

Una de las preocupaciones de diseño sobre el uso frecuente del video, especialmente el video que usa una función de reproducción automática, afecta a los usuarios que tienen epilepsia fotosensitiva. Estos usuarios pueden experimentar convulsiones provocadas por efectos de luz de tipo estroboscópico o imágenes en movimiento. Por suerte existe una herramienta de análisis de epilepsia fotosensible para comprobar la probabilidad de que tu contenido desencadene una convulsión.

Si el contenido se identifica como riesgo potencial pero no se puede cambiar, siempre se debe advertir y nunca reproducir automáticamente el video. Asegúrate de que la advertencia esté visible y cerca del botón de inicio de reproducción.

Diseñar para personas con movilidad reducida

Algunas alteraciones de la movilidad van desde la pérdida total del control motor hasta un leve temblor. Cualquier nivel de deterioro da como resultado la misma experiencia de usuario en una página web en la que no se ha considerado que:

  • Los usuarios deben esforzarse más para llegar a los enlaces y pueden cansarse rápidamente.
  • Los usuarios no pueden navegar por la web porque no permite el uso del teclado.
  • Tener que hacer scroll en una página demasiado contenido resulta en fatiga, ya que no hay opción disponibe para “volver arriba” o de saltar contenido.

Las páginas web optimizadas para pantalla táctil o la introducción de información mediante el ratón pueden presentar consecuencias más graves para personas con movilidad reducida, posiblemente haciendo que el sitio sea inutilizable.

La incorporación de elementos de diseño como una navegación en la que se pueda utilizar el teclado y el uso enlaces con anclas, pueden facilitar mucho el acceso al usuario a las diferentes secciones de la página.

Conclusión

Seguramente nuestros diseños sean impecables, interactivos y sorprendentes, utilizando las últimas y más reconocidas tendencias del mercado y son apenas accesibles para cualquiera de los usuarios descritos anteriormente.
Debemos seguir aprendiendo y comprendiendo a los diferentes usuarios a los que servimos información. Cuanto más entendamos y empaticemos con los usuarios, pensando en que la experiencia de usuario sea más accesible para todos, ¿quién sabe? Quizás este simple gesto pueda cambiar para siempre el mundo de alguien.